Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 17 de enero de 2010

¿DÓNDE ESTÁ EL ORIGEN DE LA TARJETERÍA ESPAÑOLA?

Su origen se remonta hasta finales de la Edad Media y comienzos del Renacimiento en los conventos de monjas de clausura que usaban del pergamino para elaborar sencillas tarjetas que conmemoraban las fiestas litúrgicas, aniversarios, profesiones, ... todo dentro del ámbito del mundo religioso, aunque seguramente también las obsequiaban a sus familias, a sus benefactores... Sus instrumentos muy elementales eran las agujas y cabezas de alfileres, punzones, acericos, tijeras...
En esas tarjetas dibujaban, ora torpemente, ora con cierta técnica, los símbolos propios de la liturgia y las fiestas aprovechando también para repujar ese papel maleable que se prestaba a ser recreado. Los bordados de sus mantelerías y lienzos y los dibujos de sus paños de ganchillo pasaron a ser miniados en la tarjeta y la llenaron de lo cotidiano para celebrar lo extraordinario.
Con la siempre cuestionada colonización de las Indias este arte atravesó el Atlántico y habitó las tierras de América y se extendió y proliferó enriqueciéndose a lo largo de siglos y se popularizo exclaustrándose definitivamente. La tarjetería fue aprovechada especialmente por las clases más humildes que no disponían de medios para imprimir tarjetas o comprarlas cuando celebraban algún acontecimiento familiar significativo.
Con el paso del tiempo en España la tarjetería quedó relegada al olvido hasta el punto de que hoy en día ni en los conventos tienen una memoria histórica de ese trabajo artesano y en la mayor parte de ellos no han oído ni siquiera hablar de tal cosa, aunque siguen haciendo tarjetitas rudimentarias sin saber su trascendencia.
En Colombia y Brasil fue donde más se desarrolló pasando de madres a hijas y de abuelas a nietas, incluso se ha llegado a enseñar en la escuela y en esos países mucha gente conoce la técnica. A finales de los años ochenta, gracias a una señora colombiana que vino a vivir a Holanda por motivos familiares, comenzó a extenderse el conocimiento de este hobby centenario y a día de hoy son miles y miles las personas que dedican mucho tiempo a la elaboración de tarjetas en todo el mundo. En España es poco conocido pero hay zonas donde sí hay más seguimiento, por ejemplo en alicante, donde reside la Coordinadora de Pergamano para España, Gloria Cecilia Jiménez (dispone de una bien surtida tienda de papeles y materiales para distintas manualidades, entre ellas la tarjetería en pergamino,; el establecimiento se llama Crea y Disfruta y tiene su página web para comprar on line).
La pena de este hobby es que se ha convertido en un trabajo manual de élite y se ha encarecido mucho por la especialización y multiplicación de sus instrumentos de trabajo y materiales. Se trata de un hobby de ricos por el precio y por la dificultad de encontrar todo lo necesario para dedicarse a ello: el 75% de mis compras debo hacerlas por internet en comerciales de Inglaterra y Francia. Ciertamente atienden muy bien, todo hay que decirlo. Es España hay muy pocos puntos de venta de materiales para esta manualidad y en ocasiones son escasos y hasta obsoletos. Tengo la experiencia de haber visitado un buen número de tiendas de manualidades y no han oído jamás hablar de la tarjetería española, algunos se han mostrado claramente escépticos respecto al tema (supongo que por ignorancia).