Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 13 de enero de 2010

MÁS SOBRE EL PROCESO DE ELABORACIÓN

EL RECORTADO
Bueno, pues llegó la tijera. A mí es lo que más me gusta. La verdad es que coger la tijera cuesta un tanto y cuando ves por primera vez cómo hay que usarla lo que se te ocurre es decir: "¡imposible!"; simplemente es cuestión de práctica y es que no hay otro modo de hacerlo más fácil. Cuando ya has aprendido es coser y cantar. La tijera es especial y no sirve una de costura o manicura pues las hojas son superfinas para poder entrar en los agujeritos que hacen los perforadores.
Se introducen las puntas de la tijera, que ha de estar con la curvatura hacia abajo, por los dos agujeros más próximos entre sí y se corta limpiamente de un solo golpecito de fuerza y con la tijera lo más horizontal posible respecto al papel. Cuando está bien hecho el resultado son unos piquitos regulares alrededor de la tarjeta o en el interior en los huecos dejados por las filigranas que queramos hacer. Los principiantes tienen dificultades a la hora de decidir en qué lado del picado van a cortar; es fácil: en el contorno de las tarjetas las puntitas tienen que mirar hacia el exterior y en el caso de las filigranas el piquito resultante tiene que apuntar siempre al hueco que deja el picado y en otros casos produciéndose pequeñas crucecitas que han de estar perfectamente.
Yo apoyo la tarjeta sobre el dedo índice de la mano izquierda mientras corto con la derecha. Esto al principio es complicado porque con la punta de la tijera te puedes cortar, pero cuando se coge costumbre se sabe bien la fuerza que hay que hacer tanto para cortar como para coger la tarjeta, de modo que no hay problema. Sí es cierto que de tanto cortar encima de la yema del índice te sale un callo y siempre tienes el dedo despellejado. Otras personas utilizan una alfombrilla negra donde apoyar la tarjeta y cortan sobre ella, pero a mí esto me resulta menos preciso porque me falta el tacto que me ayuda a imprimir la fuerza necesaria a cada acción.
El cuidado de la tijera ha de ser grande pues se despunta fácilmente si se cae. Si hace mucho tiempo que tienes la tijera, las hojas se van desgastando, les sale unas muesquitas por la cara interior de las hojas y es preciso cambiar de tijera porque los cortes ya no salen igual. A veces la tijera se afloja y hay que apretarle el tornillito central, esto es mejor que lo haga un afilador advirtiéndole que no es una tijera normal. Para afilarla es bueno cortar varias veces papel de alumnio.
Consejos: cuando dejes la tijera sobre la mesa procura siempre que la punta quede hacia arriba y no tocando la mesa. Si vas a ponerle cartulina tras la tarjeta o dentro y quieres hacerle los piquitos como al papel vegetal ¡cuidado con el grosor de la cartulina porque afloja la tijera! No la uses para otra cosa que el recortado tras el perforado, que para otros usos tienes la grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario